Saltar al contenido

¿Cómo conseguir un resultado natural en la cirugía de aumento de pecho?

Muchas mujeres desean pasar por una cirugía de aumento de pecho para corregir, aumentar o proporcionar sus senos y mejorar su aspecto. Muchas de ellas tienen dudas, porque no quieren que el resultado quede artificial, sino al contrario, buscan que esta operación proporcione un resultado lo más natural posible y en el artículo de hoy te explicamos de qué forma se consigue este objetivo.

¿Qué es lo que aporta esa naturalidad en la cirugía de aumento de pecho?

La forma, el tacto y una cicatriz prácticamente invisible pueden ser claves para que tu cirugía de aumento de pecho presente un resultado realmente natural, pero solo los auténticos profesionales pueden lograrlo. Por ese motivo, lo primero que debes hacer es elegir una clínica fiable que pueda proporcionarte todas las garantías y estudiar tu caso particular de forma adecuada. En Doctor Miquel No, podemos ayudarte a conseguir tus objetivos y a que consigas los senos que siempre habías soñado con un aspecto completamente adaptado a tu cuerpo, bonito y natural. Como expertos en cirugía de aumento de pecho podremos ayudarte y resolver todas las dudas que tengas, antes de someterte a esta intervención, para que pierdas el miedo y descubras de qué forma puedes mejorar tu cuerpo y, lo que es más importante, tu autoestima.

Que la cicatriz no sea visible es el primer paso para que tus senos parezcan naturales, por ello hay varias formas de hacerlo, consiguiendo que quede en la propia areola, en el surco o hasta en la axila.

La forma del pecho que quede después de la cirugía de aumento de pecho, influirá directamente para conseguir este resultado natural. Otros factores que influyen también son el implante que se utiliza, la proyección o el volumen del mismo.

El tacto será un factor esencial para conseguir un resultado natural en la cirugía de aumento de pecho y, para ello, puede usarse la técnica del lipofilling, que consiste en hacer un injerto de grasa, para que al tacto el seno no sea tan rígido y tenga un tacto más parecido al natural. Es una técnica que puede emplearse para corregir el escote, ya que, en una cirugía de pechos, en ocasiones, la distancia entre los senos es grande y se pierde la manera natural del canalillo.

Si la paciente está muy delgada, es probable que se note más la forma del implante, pero todo puede adaptarse a cada paciente. Si la paciente quiere un pecho más discreto, siempre pueden emplearse implantes más anatómicos, sobre todo aquellas que tienen poco pecho. En la manera del pecho también entra en juego el tipo de implante que se utiliza, así como la proyección o el volumen que se pone.

Abrir chat