Así puedes volver a tu rutina de ejercicio después de una operación de pecho

Volver a tu rutina de ejercicio después de una operación de pecho es importante para la curación física y el bienestar general. Todos nos sentimos mejor cuando estamos físicamente activos, pero es posible que se pregunte qué tan pronto podrá volver a esas actividades que ama.

Lo importante es que se tome el tiempo necesario para descansar luego de la operación de pecho. Especialmente durante las primeras 48 horas después de la intervención, moverse suavemente por la casa para atender las necesidades básicas es ejercicio más que suficiente. Durante los primeros 4-5 días, debe moverse lo suficiente para mantener una buena circulación y esperar a que su cuerpo se recupere de la cirugía.

Entre una o dos semanas después de la operación de pecho suelen recomendarse la reintroducción de ejercicios cardiovasculares suaves, contando con la aprobación del doctor en cada caso.

Caminar es un buen comienzo, pero asegúrese de hacerlo en los momentos más frescos del día y evite elevar demasiado la frecuencia cardíaca o la temperatura corporal.

A medida que se sienta mejor, puede agregar el ciclismo en una bicicleta estática o caminatas más largas, aumentando su fuerza y ​​resistencia. Elija ejercicios aeróbicos de bajo impacto y mantenga su intensidad entre el 50 y el 60% de su ritmo «normal». Es posible que su médico apruebe los ejercicios para las piernas, pero no las sentadillas ni el trabajo de la parte superior del cuerpo.

Tenga en cuenta que en los chequeos agendados su doctor verificará su progreso y aprobará agregar entrenamiento con pesas. Se recomiendan entrenamientos que eviten los músculos pectorales, incluidos los entrenamientos de la parte inferior del cuerpo y el fortalecimiento de su núcleo. Aún debe evitar rebotar, correr y saltar luego de su operación de pecho.

Después de la operación de pecho: la importancia de escuchar a tu doctor

Su médico será el único que podrá permitirle hacer actividades físicas, por lo que debe seguir sus instrucciones. Hacer ejercicio demasiado pronto después de la operación de pecho puede causar problemas a largo plazo o malos resultados. El principal motivo de preocupación es el uso excesivo de los músculos pectorales antes de que se complete la curación. Seguir las pautas de su cirujano ayudará a que el implante permanezca en su lugar y evitará la formación de tejido cicatricial excesivo.

Su tasa individual de curación y sus niveles de condición física anteriores también jugarán un papel importante en la cantidad de ejercicio que debe hacer después de una operación de pecho.

Algunas de las actividades que se deben evitar por completo hasta que se complete el proceso de curación incluyen el levantar grandes cantidades de pecho, el empujar objetos pesados, ciertas posturas de yoga o pilates, jugar golf o tenis y las flexiones.

× ¿Cómo puedo ayudarte?