Las decisiones que debes tomar antes de un aumento de pecho

Al decidir someterse a una operación de aumento de pecho, existen varios factores a tomar en cuenta para obtener un resultado acorde con lo que se espera, además de adaptarse a las características personales.

Existen varias opciones sobre el estilo del implante para el aumento de pecho, por lo que es importante discutir sus opciones.

Hay dos tipos de superficies de implantes disponibles para pacientes de aumento de pecho: lisas y texturizadas. Los implantes texturizados tienen pequeñas protuberancias en su superficie. Estos implantes se desarrollaron con la esperanza de reducir el riesgo de contractura, una complicación que algunas mujeres desarrollan después del aumento de pecho. Los implantes lisos tienen una superficie lisa en lugar de irregular y puente tener una sensación al tacto más natural.

Por otro lado, se puede elegir entre implantes rellenos de gel de silicona o con solución salina (solución de agua salada). Ambos tipos de relleno se han utilizado desde hace muchos años para las operaciones de aumento de pecho.

A diferencia de los implantes de silicona anteriores a 1990 con un relleno más líquido, los implantes modernos están rellenos de silicona que tiene una consistencia de «gummy bear». Si bien no hay evidencia de que la exposición a la silicona pueda causar alguna enfermedad, algunas mujeres prefieren que sus implantes sean de solución salina. En el improbable caso de una ruptura en la capa exterior del implante, la solución salina, una solución de agua salada completamente bioabsorbible simplemente se absorbería en el cuerpo y el implante se desinflaría.

En lo que se refiere a la forma, hay dos opciones diferentes para elegir para el aumento de pecho: lágrima o redonda. Generalmente, los implantes redondos se adaptan mejor a la forma natural del seno y ofrecen a las mujeres resultados favorables. Los implantes en forma de lágrima o contorneados pueden ser adecuados para las mujeres a las que se les han extraído partes del seno durante una cirugía anterior, como una reconstrucción de mastectomía. Los implantes redondos pueden ser lisos o texturizados, mientras que los implantes con de lágrima siempre tienen textura.

También, en la operación de aumento de pecho, los implantes se pueden colocar detrás del tejido mamario, subglandular o detrás de los músculos pectorales submusculares del pecho. Aproximadamente el 75 por ciento del aumento se realiza en el plano submuscular. Los estudios muestran que una colocación submuscular puede reducir la posibilidad de contractura del tejido cicatricial y permite una mamografía más fácil después de la cirugía. La colocación submuscular generalmente ofrece mejores resultados para mujeres delgadas o mujeres que esperan agrandar drásticamente sus senos. La colocación subglandular puede ofrecer mejores resultados a las mujeres con senos caídos.

El tomar las decisiones adecuadas en la intervención de aumento de pecho le asegurará tener los resultados esperados. El doctor Miquel No cuenta con la experiencia y la preparación necesaria para guiar al paciente para cumplir con sus expectativas.

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?