Falsos mitos sobre el aumento de pecho

El aumento de pecho es una intervención muy solicitada y también muy recurrente cuando hablamos de falsos mitos, ya que muchas personas acostumbran a afirmar datos sin estar bien informados, creando polémica y tabú para todas aquellas personas que quieren operarse.

Una de los falsos mitos que aún hoy en día seguimos escuchando, es que la prótesis que te implantan en puede explotar si subes a un avión y no es cierto, ya que los cambios de presión no son capaces de romper una prótesis, porque actualmente son productos extremadamente resistentes.

Otro de los falsos mitos relacionados con el aumento de pecho es que no es posible amamantar, pero no es así. La prótesis puede implantarse de muchas maneras y hay ciertas técnicas que facilitan la lactancia, como por ejemplo si se realiza a través del arco mamario. Si se realiza por vía areolar si que podría haber problemas durante la lactancia. De modo que no tienes que renunciar a todos los beneficios de la lactancia materna por llevar prótesis mamaria, porque no va a interferir en la calidad o las propiedades de la leche materna.

No parecerá natural. Otro de los falsos mitos y los grandes miedos de nuestros pacientes es si el resultado va a quedar natural. Un aumento de pecho tiene como objetivo aportar una mejora en el pecho, no solo en el tamaño, sino que también perfila la forma del seno y consigue que la caída pueda parecer más o menos natural, según el tipo de prótesis que elija el propio paciente. Las anatómicas o con forma de gota ofrecen un resultado más natural, simulando la caída natural del pecho.

Tampoco vas a perder sensibilidad después de la operación, porque cuando los implantes se colocan de forma submamaria o submuscular y eso no genera ningún tipo de alteración en la sensibilidad, únicamente puede generar una pequeña modificación en la sensibilidad de la zona de la aréola y el pezón cuando el implante se coloca de forma subglandular.

Tendré más riesgo de sufrir cáncer de mama. Otra grave mentira que circula es que la operación de aumento de pecho pone en riesgo la salud de tus senos, pero debes saber que la intervención no interfiere en ningún caso, ni aumenta las probabilidades.

¿Deberé cambiar las prótesis cada cierto tiempo? Los implantes son muy resistentes y están preparados para tener una garantía de por vida, evitando rasguños, roturas o contractura capsular, de modo que no tienes porqué someterte a otra operación al cabo de unos años. En el caso de que hubiese alguno de estos problemas deberás acudir a tu cirujano de confianza para establecer una medida segura y eficiente.

¿Estás interesada en un aumento de pecho?

Si estás interesado en someterte a una operación de aumento de pecho, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de aconsejarte y de ayudarte a conseguir el cuerpo que deseas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?