Blefaroplastia, una sencilla operación que ampliará tu campo de visión y embellecerá tu mirada

La blefaroplastia es una intervención que proporciona muy buenos resultados, no solo a nivel estético, sino que también mejora la calidad de vida del paciente mediante una ampliación de su campo de visión y evitando algunas molestias como la fatiga ocular, que puede venir provocada de la caída de párpados. Retirar las bolsas en los ojos también es importante, para quitar esa acumulación de piel y grasa debajo del ojo, que resulta tan incómoda y desagradable del paciente, el cual va a conseguir un aspecto rejuvenecido y va a sentirse mucho más a gusto con su rostro, recuperando el contorno de ojos que siempre había tenido en su juventud.

La blefaroplastia superior sirve para eliminar el exceso de grasa y piel de los párpados superiores a través de una pequeña incisión, la cual queda oculta en el propio surco de la piel, cerrándose con puntos de sutura muy finos. Es una intervención sencilla que no deja apenas cicatriz y que consigue grandes resultados y amplía el campo de visión del paciente.

La blefaroplastia inferior elimina la piel y grasa sobrante de la parte inferior del ojo, es decir, las bolsas. Esto puede hacerse mediante una redistribución del tejido de la zona o bien resecando el exceso de grasa. En algunos casos es necesario también la extirpación o tensado de la piel y/o el músculo. Es una cirugía sencilla, que consigue disimular la cicatriz, debajo de las pestañas inferiores.

Una buena recuperación

Durante la recuperación de la cirugía de los párpados es normal tener un poco de hinchazón o hematomas en la zona intervenida, pero desaparecen rápidamente, el post operatorio es muy rápido y prácticamente sin dolor. La aplicación de compresas frías, para calmar la zona afectada, durante los primeros días y la utilización de gafas de sol, para proteger el contorno de los ojos, son dos grandes aliados para conseguir que la recuperación sea lo más rápida y sencilla posible, sin complicaciones.

Los puntos de la cirugía de párpados se retiran cinco o seis días después, pudiendo disfrutar de la vida normal en unos 10 días, siempre evitando actividades intensas durante las tres primeras semanas después de la operación. Gracias a la cirugía de párpados, muchas personas recuperan de forma natural la mirada original y es una operación de bajo riesgo, por lo que resulta muy interesante para muchas personas. En nuestra clínica Doctor Miquel No realizamos también la blefaroplastia conjuntiva, para personas más jóvenes las cuales no tienen exceso de piel, de modo que no quedan cicatrices visibles.

Si quieres realizar esta operación en una Clínica profesional, te invitamos a conocer a nuestro equipo, especializado en todo tipo de operaciones de cirugía plástica y medicina estética. Podremos asesorarte y ayudarte a conseguir el aspecto que deseas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?