Prepara tu cuerpo para el verano

Si cuando llega el momento de ponerte el bañador o biquini empiezas a temblar, porque te da pánico ver tu cuerpo y no estás contenta con la forma o el aspecto que tiene, lo mejor es actuar y poner remedio cuanto antes. Muchas personas, pero sobre todo mujeres, tienen mucho complejo por la piel o grasa sobrante de sus muslos y brazos, ya que notan el tejido descolgado y esto afea enormemente su aspecto, además de generar una sensación incómoda en su día a día, provocada por los roces. El hecho de ver un aspecto dejado y tan poco definido, nos hace sentir más viejos, mina nuestra autoestima y hace que dejemos de ponernos prendas de ropa que nos gustan e, incluso, de acudir a lugares públicos para refrescarnos en verano, como la playa o la piscina. Por eso, desde nuestra Clínica de cirugía estética Doctor Miquel No te animamos a poner solución a este problema de una forma sencilla y efectiva, para conseguir un objetivo tan importante como tu propia felicidad y la estima de tu propio cuerpo.

¡Fuera complejo!

En nuestra Clínica podemos ofrecerte una solución perfecta para ti, mediante la realización de una operación de cirugía estética llamada dermolipectomía o lífting de muslos y brazos. Se trata de una intervención en la cual se devuelve la tensión y la firmeza a los brazos y a la cara interna de los muslos de las piernas. Se elimina el exceso de piel y grasa de la parte interna de los brazos y, dependiendo del grado de flacidez de los tejidos y la cantidad sobrante, la cicatriz quedará más o menos visible.

La parte interna de brazos y piernas son las que acumulan mayor flacidez, sobre todo en mujeres, por eso se produce este descolgamiento, que puede estar causado por muchos motivos, como por ejemplo una gran pérdida de peso en poco tiempo, falta de ejercicio, achaques de la edad, etc. Desde nuestra Clínica de cirugía estética queremos dar la oportunidad de que todas las personas que quieran puedan corregir este problema mediante la dermolipectomía de muslos y brazos, ya que es una operación sencilla y muy efectiva en la cual se practican incisiones en la cara interna de los brazos y también en el surco inguinal, para trabajar cómodamente y no dejar cicatrices muy visibles en el cuerpo del paciente. De este modo, podemos llegar a todas las zonas necesarias y dejar el tejido firme y definido.

Es una intervención  de cirugía estética que necesita de anestesia general y que dura, aproximadamente, una hora. El paciente estará 24 horas hospitalizado antes de ser dado de alta y deberá llevar una prenda de presoterapia en el post operatorio, durante 30 días, que le ayudará a mantener la piel firme y a recuperarse más fácilmente.

× ¿Cómo puedo ayudarte?