Todo lo que hay que saber sobre el aumento de pechos

La operación de pechos con más demanda, sin duda, es el aumento de pechos y por eso hoy queremos hablarte de este tipo de intervención, conociendo el procedimiento que se sigue, los materiales que se utilizan, etc.

Se trata de un procedimiento quirúrgico que permite aumentar el tamaño y la forma de los senos, para que el paciente pueda darles volumen y conseguir el aspecto que desea, siempre intentando seguir una línea proporcionada y natural para el tamaño y la forma de su propio cuerpo.

Los materiales que se utilizan

Para realizar una operación de pechos se utilizan muchos materiales y para el aumento de pechos, en concreto, se utilizan prótesis mamarias que normalmente son de silicona y que estan compuestas por tres capas de poliuretano y el relleno puede ser de:

  • Gel cohesivo; Que cuenta con una mayor unión entre las moléculas de gel, lo que permite aportar más densidad al pecho y en el caso de que la prótesis se rompiese, al ser el gel más consistente, no se movería hacia otras partes del cuerpo.
  • Gel blando; En este caso la forma cambia según los movimientos y la presión que se lleven a cabo sobre la mama. Si la prótesis se rompe, el gel en este caso sí se saldría de la cápsula y se extendería por el tejido mamario.

Las prótesis también podrían ser de suero, ya que el contenido de este tipo de prótesis es compatible con el organismo, así que en caso de rotura o fuga de la cápsula podría ser reabsorbido por el organismo. Aunque también existen algunas desventajas en estos casos, como puede ser la pérdida de volumen de la mama con el paso del tiempo o bien la ondulación en la parte superior del pecho.

¿Cómo se elige la talla?

En la operación de aumento pechos es importante elegir bien la talla, porque es lo que determina el tamaño de los senos. En este sentido, cada mujer es distinta porque cuenta con un peso determinado, estatura, forma del cuerpo, tamaño, etc. Lo más recomendable para esta operación de pechos es apostar por una talla harmónica, acorde con el cuerpo y la estatura del paciente, que proporcione una apariencia lo más natural posible. Lo más habitual es aumentar una o dos tallas el pecho, ya que si el volumen es mayor  el aspecto podría quedar muy desproporcionado y antinatural, además de poder provocar dolores de espalda al paciente.

También deben tenerse en cuenta el contorno, la distancia entre areolas, el ancho y el surco mamario, ya que la operación es totalmente personalizada y se adapta a las medidas concretas de cada paciente, no se trata de una intervención estándar. Se sigue un procedimiento totalmente personalizado y adaptado a cada caso.