¿Cómo realizar una autoexploración mamaria?

Hoy, como especialistas en la operación de pechos y teniendo en cuenta que el día 19 de octubre se celebra el día mundial contra el cáncer de mama, queremos explicarte cómo hacerte una autoexploración mamaria. La autoexploración es imprescindible para poder detectar a tiempo un cáncer de mama, pero para ello debemos saber cómo hacerla y cómo debemos interpretar cualquier anomalía que podamos encontrar por el camino.

Consejos prácticos

  • Desde tu clínica especializada en la operación de pechos te recomendamos realizarte esta auto revisión una vez al mes, una vez hayas finalizado el periodo de menstruación.
  • La primera autoexploración debe hacerse detenidamente, porque permite aprender a conocer el aspecto de nuestros pechos, su consistencia, su caída, etc. De este modo sabremos detectar si surgen cambios de tamaño, aparecen bultos, si el color de nuestro seno ha cambiado, etc. Lo más recomendable es que sea un ginecólogo o cirujano plástico especializado en operación de pechos quien te indique cómo hacer correctamente esta auto exploración.
  • Deberás colocarte delante de un espejo y dejar los brazos caídos. Ahora deberás girar el tronco hacia un lado y hacia otro para observar si ves algún bulto a simple vista, tanto en la piel de los senos como en los pezones. Mira si también ves alguna zona enrojecida o una textura parecida a la piel de naranja. El siguiente paso es levantar los brazos para ver si el contorno de tus senos es uniforme y que los dos lados se elevan del mismo modo. Ahora es el momento de palpar detenidamente cada mama, con la mano contraria y utilizando la yema de tus dedos para hacer movimientos circulares, desde la parte externa del pecho y hasta el pezón, recorriendo toda la mama y siguiendo líneas rectas, sea horizontalmente o verticalmente.
  • La autoexploración mamaria acaba examinando las axilas, porque muchos tumores se producen en la parte del seno que está más cercana a esta zona. En esta zona, la exploración se hace con los brazos bajados.

¿Qué alteraciones podrías detectar?

Si percibes alguno de estos síntomas debes ir a visitarte con tu ginecólogo y determinar si se trata de un tumor benigno, un quiste de grasa, fibra o un tumor maligno.

  • Cuando la palpación te produce dolor en algún punto concreto
  • Cuando cambia el color o tiene una textura similar a la piel de naranja
  • Si detectas bultos o hundimientos
  • Cuando sale líquido de los pezones (y no es leche por pasar por un proceso de lactancia)

Desde nuestra clínica podemos ofrecerte una ayuda profesional para solucionar cualquier problema estético que pueda desarrollarse en tus senos; Después de pasar por un cáncer de mama, por un proceso de lactancia, por pérdida de peso, etc. Mediante un equipo especializado en cirugía plástica podremos llevar a cabo una operación de pechos, para proporcionar la mejor imagen a tus senos.

Leave A Comment