¿Tendrás la misma sensibilidad en tus pechos después de someterte a una cirugía plástica?

Muchas son las preguntas que se hacen todas aquellas personas que quieren someterse a una cirugía de pecho, ya que es un proceso delicado en el que surgen dudas como si la sensibilidad de los pechos seguirá siendo la misma, si van a poder llevar a cabo un proceso de lactancia exitoso en el caso de que tengan hijos después de la operación, etc.

Lo primero que queremos decirte es que puedes estar tranquila, porque la sensibilidad seguirá siendo exactamente la misma. En el único momento en el que no notarás la misma sensibilidad es en el post operatorio, ya que al haber pasado por una cirugía de pecho no se recupera la misma sensibilidad hasta pasadas unas semanas, pero es algo normal porque tus senos han pasado por una intervención y deben pasar algunos días para recuperar completamente la completa sensibilidad en esa región.

La cirugía de pecho de aumento de mama, por ejemplo, consiste en colocar un implante de silicona en posición submuscular, por lo que va debajo del músculo. Aunque también puede introducirse el implante de forma submamaria (debajo de la mama) periareolar (por el pezón) o bien axilar (por la axila).

Introducción del implante a través del surco submamario

La opción más recomendada es introducir el implante mamaria mediante un surco submamario, ya que es la forma más segura de no perder ningún ápice de sensibilidad en esta zona erógena, ya que no genera apenas cicatriz y la recuperación es la más natural y menos incisiva posible.

La vía del surco submamario es la opción más escogida, porque la cicatriz queda prácticamente oculta, porque queda oculta debajo del pliegue donde se unen pecho y tórax. Mediante el surco mamario puede levantarse de forma cómoda el músculo pectoral creando un hueco bajo el mismo, además de conseguir aislar la profundidad de la glándula mamaria del implante, dado que la glándula no se abre y, de esta forma, de elimina el riesgo de contaminación de dicha prótesis y también se reduce la posibilidad de que se genere una contractura capsular en un futuro.

Otra ventaja de esta técnica en la cirugía de pecho es que no se genera una cicatriz, que pueda alterar o confundir el resultado en las pruebas de mamografía, porque se trata de una pequeña incisión que coincide con el nuevo surco submamario y se fija la profundidad, con el fin de que se mantenga justo en ese pliegue. Dicha fijación se lleva a cabo mediante puntos reabsorbibles internos.

Cada caso es diferente, por eso en la Clínica Doctor Miquel No queremos atender de forma personalizada a cada persona que nos visita e indicarle cuál es realmente el mejor método para conseguir mejorar su cuerpo. Contacta con nosotros y explícanos qué te gustaría mejorar de tu cuerpo o rostro, nosotros estaremos encantados de poder ayudarte a conseguirlo.

Comments are closed.